Rogelio Soto Pasco

Monday, June 05, 2006

Rogelio Soto Pasco

Rogelio Soto Pasco

EL LADRILLO

José iba en su nuevo automóvil, un gran Jaguar a mucha velocidad, la razón?Llegaría tarde al trabajo, su automóvil jaguar rojo brillante, era una de sus mas preciadas posesionescuando....un ladrillo se estrellaba en la puerta de atrás.José freno el carro y le dió reversa hasta el lugar de donde el ladrillo habia salido.

Se bajó del carro yvió a un niño en la banqueta, lo agarró, lo sacudió y le gritó muy enojado: ¿qué demonios andas haciendo?!Te va a costar caro lo que le hiciste a mi carro!¿Por qué aventaste el ladrillo?

El niño llorando, le contestó: "Lo siento, señor, pero no sabía que hacer, mi hermano se cayó de su silla deruedas y está lastimado...no lo puedo levantar yo solo. !Nadie quería detenerse a ayudarme!".

José sintió un nudo en la garganta y fue a levantar al joven y ponerlo en su silla de ruedas, y lo chequeó. Vió que sus raspaduras eran menores, y que no estaba en peligro. Mientras el pequeño de 7 años empujaba a su hermano en la silla de ruedas hacia su habitación, José caminolentamente a su jaguar, pensando seriamente en lo que le había sucedido.

José nunca llevó el carro a reparar, dejó la puerta como estaba, para hacerse recordar que no debía ir a través de la vida tan aprisa, para recordar que no era necesario que alguien tuviera que aventarle un ladrillo para ganar su atención.

¿Qué tal contigo?, has recibido algun ladrillo ultimamente?

Monday, May 08, 2006

Pastillas para el alma


Hablar
Demasiado

Cierta mañana, mi padre me invitó a dar un paseo por el bosque y acepté con placer. Él se detuvo en una curva y después de un pequeño silencio me preguntó:
- Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas alguna cosa más?
Agudicé mis oídos y algunos segundos después respondí:
- Estoy escuchando el ruido de una carroza.
- Eso es -dijo mi Padre-. Es una carroza vacía.
- ¿Cómo sabes que es una carroza vacía, si aún no la vemos?
- Es muy fácil saber cuando una carroza esta vacía, por causa del ruido. Cuanto mas vacía la carroza, mayor es el ruido que hace.
Me convertí en adulto y hasta hoy cuando veo a una persona hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de todo el mundo, inoportuna, presumiendo de lo que tiene (y lo mas seguro no tiene nada), de sentirse prepotente y haciendo menos a la gente, tengo la impresión de oír a voz de mi padre diciendo:
«Cuanto mas vacía la carroza, mayor es el ruido que hace»